SAN AGUSTIN

¿Cómo aprender Humildad? ¡Sólo con humillaciones!
(Beata Teresa de Calcuta)

...Llenaos primero vosotros mismos; sólo así podréis dar a los demás. (San Agustín)

Dios no pretende de mí que tenga éxito. Sólo me exige que le sea fiel.
(Beata Teresa de Calcuta)

GOTA

... lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.
(Beata Teresa de Calcuta)

Contento, Señor, Contento (San Alberto Hurtado)

...y ESO ES LA SANTIDAD, DEJAR QUE EL SEÑOR ESCRIBA NUESTRA HISTORIA... (Papa Francisco)

«No ser, no querer ser; pisotear el yo, enterrarlo si posible fuera...».
(Santa Ángela de la Cruz)

Reconoce cristiano, tu dignidad, que el Hijo de Dios se vino del Cielo, por salvar tu alma. (San León Magno)

domingo, 26 de agosto de 2012

EL DÍA DE HOY EN 1910, NACIÓ MADRE TERESA


UN DÍA COMO HOY NACIÓ UNA SANTA

Madre Teresa de Calcuta nació el 26 de Agosto de 1910, en  Skopje (Albania).

video

Con vocación misionera desde la Infancia, fue aceptada por Congregación del las Madres Irlandesas y destinada a Calcuta, donde ejercería sus funciones como docente.

El 10 de septiembre de 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling, para realizar su retiro anual, Madre Teresa  recibió “su inspiración”, su “llamada dentro de la llamada”. Ese día, de una manera que nunca explicaría, la sed de amor y almas se apoderó de su corazón y el deseo de saciar la Sed de Jesús, se convirtió en la fuerza motriz de toda su vida.

El 7 de Octubre de 1950, recibe la aprobación de la Santa Sede a la Congregación de las Misioneras de la Caridad.

En 1997, justo Diez días después de cumplir 87 años, muere en Calcuta, sin morir espiritualmente, eso que los católicos decimos, sube al Padre, el 5 de septiembre de 1997.

Es Beatificada por S.S.Juan Pablo II el 19 de Octubre de 2003, destacando así la santidad de la Madre, no solo por la rapidez del proceso, aunque reste según el proceso canónico, el reconocimiento de  un segundo milagro para su declaración como Santa de Iglesia Universal.
De todas formas tanto por el reconocimiento de sus Virtudes, su rápida Beatificación, el milagro necesario para ésta y los testimonios de miles de personas de todo el mundo, nos llevan a calificarla como una santa 10, por lo conocido y por todo lo que aún resta por concretar de su relación mística con Dios, su Alegría en la Oscuridad mantenida del alma durante años y el servicio a los más pobres de la tierra.

Que estamos ante una Santa 10, nadie lo podrá cuestionar.

Hoy 26 de Agosto de 2012 se celebra con Alegría y Devoción el nacimiento de una mujer que nació para cambiar las conciencias de las gentes, llamar la atención de los poderosos sobre los humildes y necesitados y servir…servir a todo aquel que lo necesite, porque en el prójimo veía a Jesús necesitado, a Cristo sufriendo, ayer, hoy y siempre.

Calcuta puede estar en cualquier lugar, en nuestra familia, en nuestros vecinos, en lo más cercano que pensemos… y allí se debe manifestar el servicio a esos más Pobres de entre los Pobres. No es imprescindible ir a Calcuta, hay muchas calcutas en todo el mundo donde ayudar y  servir a los demás, como Madre Teresa decía.

La Familia Misionera de la Caridad por ella fundada, como “un lápiz en las manos de Dios”, la forman las Misioneras de la Caridad, (Activas, y Contemplativas), los Misioneros de la Carid(Activos, y Contemplativos),los Padres Misioneros de la Caridad (Sacerdotes dedicados a la Atencion Espiritual de éstas ramas), Laicos Misioneros de la Caridad, Colaboradores y Sufrientes, Movimiento Corpus Christi, de Sacerdotes Diocesanos que viven el carisma  de Madre Teresa en sus parroquias o en trabajos de la Diócesis.
 No puedo olvidar a los innumerables admiradores de su Obra, católicos o no,  que rezan  o se benefician de las labores realizadas por las hijas e hijos espirituales de la Beata.

Mañana 27 de Agosto, comenzaremos la Novena a la Beata Teresa de Calcuta, que finalizada el 4 de Septiembre, nos llevará al recuerdo del Cumpleaños en el Cielo, el 5 de septiembre, cuando murió en Calcuta.
Ese día de 1997, al enterarme, pensé en lo afortunados que éramos, el Cielo ya relucía más blanco y más azul , pues   Madre Teresa, con su sari, ya estaban en él, en la Gloria de Dios, al que siempre había obedecido y servido. 

Ya teníamos una nueva intercesora ante Él.
Recemos

No hay comentarios:

Publicar un comentario