SAN AGUSTIN

¿Cómo aprender Humildad? ¡Sólo con humillaciones!
(Beata Teresa de Calcuta)

...Llenaos primero vosotros mismos; sólo así podréis dar a los demás. (San Agustín)

Dios no pretende de mí que tenga éxito. Sólo me exige que le sea fiel.
(Beata Teresa de Calcuta)

GOTA

... lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.
(Beata Teresa de Calcuta)

Contento, Señor, Contento (San Alberto Hurtado)

...y ESO ES LA SANTIDAD, DEJAR QUE EL SEÑOR ESCRIBA NUESTRA HISTORIA... (Papa Francisco)

«No ser, no querer ser; pisotear el yo, enterrarlo si posible fuera...».
(Santa Ángela de la Cruz)

Reconoce cristiano, tu dignidad, que el Hijo de Dios se vino del Cielo, por salvar tu alma. (San León Magno)

miércoles, 26 de junio de 2013

SAN JOSEMARÍA ESCRIVÁ. FUNDADOR DEL OPUS DEI

San Josemaría




Josemaría Escrivá de Balaguer, Santo
Fundador de la Prelatura "Opus Dei". Junio 26
 
Josemaría Escrivá de Balaguer, Santo
Josemaría Escrivá de Balaguer, Santo

Fundador de la Prelatura "Opus Dei"
Junio 26

Infancia y Juventud 

Josemaría Escrivá de Balaguer nació en Barbastro (Huesca, España) el 9 de enero de 1902. Sus padres se llamaban José y Dolores. Tuvo cinco hermanos: Carmen (1899-1957), Santiago (1919-1994) y otras tres hermanas menores que él, que murieron cuando eran niñas. El matrimonio Escrivá dio a sus hijos una profunda educación cristiana. 

En 1915 quebró el negocio del padre, que era un industrial de tejidos, y hubo de trasladarse a Logroño, donde encontró otro trabajo. En esa ciudad, Josemaría percibe por primera vez su vocación: después de ver unas huellas en la nieve de los pies descalzos de un religioso, intuye que Dios desea algo de él, aunque no sabe exactamente qué es. Piensa que podrá descubrirlo más fácilmente si se hace sacerdote, y comienza a prepararse primero en Logroño y más tarde en el seminario de Zaragoza. Siguiendo un consejo de su padre, en la Universidad de Zaragoza estudiará también la carrera civil de derecho como alumno libre. 

La fundación del Opus Dei 

D. José Escrivá muere en 1924, y Josemaría queda como cabeza de familia. Recibe la ordenación sacerdotal el 28 de marzo de 1925 y comienza a ejercer el ministerio en una parroquia rural y luego en Zaragoza. 

En 1927 se traslada a Madrid, con permiso de su obispo, para obtener el doctorado en Derecho. En Madrid, el 2 de octubre de 1928, Dios le hace ver la misión que desde años atrás le venía inspirando, y funda el Opus Dei. Desde ese día trabaja con todas sus fuerzas en el desarrollo de la fundación que Dios le pide, al tiempo que continúa con el ministerio pastoral que tiene encomendado en aquellos años, que le pone diariamente en contacto con la enfermedad y la pobreza en hospitales y barriadas populares de Madrid. 
Celebrando la Santa Misa

Al estallar la guerra civil, en 1936, Josemaría se encuentra en Madrid. La persecución religiosa le obliga a refugiarse en diferentes lugares. Ejerce su ministerio sacerdotal clandestinamente, hasta que logra salir de Madrid. Después de una travesía por los Pirineos hasta el sur de Francia, se traslada a Burgos. 

Cuando acaba la guerra, en 1939, regresa a Madrid. En los años siguientes dirige numerosos ejercicios espirituales para laicos, para sacerdotes y para religiosos. En el mismo año 1939 termina sus estudios de doctorado en Derecho. 
                                                                
Madre del Amor Hermoso
Campus Universidad de navarra

Guiando el crecimiento del Opus Dei                      

En 1946 fija su residencia en Roma. Obtiene el doctorado en Teología por la Universidad Lateranense. Es nombrado consultor de dos Congregaciones vaticanas, miembro honorario de la Pontificia Academia de Teología y prelado de honor de Su Santidad. Sigue con atención los preparativos y las sesiones del Concilio Vaticano II (1962-1965), y mantiene un trato intenso con muchos de los padres conciliares. Desde Roma viaja en numerosas ocasiones a distintos países de Europa, para impulsar el establecimiento y la consolidación del Opus Dei en esos lugares. Con el mismo objeto, entre 1970 y 1975 hace largos viajes por México, la Península Ibérica, América del Sur y Guatemala, donde además tiene reuniones de catequesis con grupos numerosos de hombres y mujeres. 

Fallece en Roma el 26 de junio de 1975. Varios miles de personas, entre ellas numerosos obispos de distintos países —en conjunto, un tercio del episcopado mundial—, solicitan a la Santa Sede la apertura de su causa de canonización. 

Beatificación y Canonización 

El 17 de mayo de 1992, Juan Pablo II beatifica a Josemaría Escrivá de Balaguer en la plaza de San Pedro, en Roma, ante 300.000 personas. «Con sobrenatural intuición», dijo el Papa en su homilía, «el beato Josemaría predicó incansablemente la llamada universal a la santidad y al apostolado». 

Diez años más tarde, el 6 de octubre de 2002, Juan Pablo II canoniza al fundador del Opus Dei en la plaza de San Pedro ante una multitud de más de 80 países. El Santo Padre, en su discurso a los participantes en la canonización, dijo que "san Josemaría fue elegido por el Señor para anunciar la llamada universal a la santidad y para indicar que la vida de todos los días, las actividades comunes, son camino de santificación. Se podría decir que fue el santo de lo ordinario".

Biografía tomada de: http://spanish.opusdei.org/

lunes, 24 de junio de 2013

NACIMIENTO DE SAN JUAN EL BAUTISTA. SOLEMNIDAD



San Juan Bautista

Pastor que, sin ser pastor,
al buen Cordero nos muestras,
precursor que, sin ser luz,
nos dices por dónde llega,
enséñanos a enseñar 
la fe desde la pobreza.
Tú que traes un bautismo
que es poco más que apariencia
y al que el Cordero más puro
baja buscando pureza,
enséñame a difundir
amor desde mi tibieza.
Tú que sientes como yo
que la ignorancia no llega
ni a conocer al Señor
ni a desatar sus correas,
enséñame a propagar
la fe desde mi torpeza.
Tú que sabes que no fuiste
la Palabra verdadera
y que sólo eras la voz
que en el desierto vocea,
enséñame, Juan, a ser
profeta sin ser profeta.Amén.

San Juan Bautiza a Jesús

viernes, 14 de junio de 2013

CALVARIO


LECTURA BREVE
Enseñamos una sabiduría divina, misteriosa, escondida, 
predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria. 
Ninguno de los príncipes de este mundo la ha conocido; pues, si la 
hubiesen conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de la gloria. 
Sino, como está escrito: «Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre 
puede pensar lo que Dios ha preparado para los que le aman.» Y 
Dios nos lo ha revelado por el Espíritu. (1Co 2,7-10a)




Dolor en el Calvario


Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
lava del todo mi delito,
limpia mi pecado.
Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado:
contra ti, contra ti solo pequé,
cometí la maldad que aborreces.
En la sentencia tendrás razón,
en el juicio resultarás inocente.
Mira, en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.
Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me inculcas sabiduría.
Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;
lávame: quedaré más blanco que la nieve.
Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren los huesos quebrantados.
Aparta de mi pecado tu vista,
borra en mí toda culpa.
Oh, Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.
Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso:
enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti.
Líbrame de la sangre, oh Dios,
Dios, Salvador mío,
y cantará mi lengua tu justicia.
Señor me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.
Los sacrificios no te satisfacen:
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.
Mi sacrificio es un espíritu quebrantado;
un corazón quebrantado y humillado,
tú no lo desprecias.
Señor, por tu bondad, favorece a Sión,
reconstruye las murallas de Jerusalén:
entonces aceptarás los sacrificios rituales,
ofrendas y holocaustos,
sobre tu altar se inmolarán novillos.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

SAN ANTONIO DE PADUA 13 de JUNIO DE 2013






video



miércoles, 12 de junio de 2013

S.S EL PAPA FRANCISCO VISITA A LAS MISIONERAS DE LA CARIDAD EN EL VATICANO

21/Mayo/2013
VISITA DEL PAPA A LA CASA DE LAS MISIONERAS DE LA
CARIDAD
S.S.PAPA FRANCISCO RECIBIDO POR Sr. PREMA
(Superiora Gral de las Misioneras de la Caridad)


Texto íntegro del saludo del Papa:
Queridos hermanos y hermanas, buenas tardes.
Dirijo un afectuoso saludo a todos vosotros; de modo completamente
especial a vosotros, queridos huéspedes de esta Casa, ya que es sobre todo
vuestra, porque para vosotros ha sido pensada e instituida. Doy gracias a
cuantos, en diversos modos apoyan esta bella realidad del Vaticano. Mi
presencia esta tarde quiere ser sobre todo un gracias sincero a las Misioneras
de la Caridad, fundadas por la beata Teresa de Calcuta, que actúan aquí desde
hace 25 años, con numerosos voluntarios, en favor de tantas personas
necesitadas de ayuda. ¡Gracias de corazón!
Vosotras, queridas hermanas, junto a los Misioneros de la Caridad y los
colaboradores, hacéis visible el amor de la Iglesia por los pobres. Con vuestro
servicio cotidiano, sois --como dice un Salmo- la mano de Dios que sacia el
hambre de todo viviente (cfr. Sal 145,16). ¡En estos años, cuántas veces os
habéis inclinado sobre quien tiene necesidad, como el buen samaritano, le
habéis mirado a los ojos, le habéis dado la mano para levantarlo! ¿Cuántas
bocas habéis alimentado con paciencia y dedicación! ¡Cuántas heridas,
especialmente espirituales, habéis vendado! Hoy quisiera detenerme en tres
palabras que os son familiares: Casa, don y María.
1. Esta estructura, querida e inaugurada por el beato Juan Pablo II, --¡pero
esta es una cosa realizada entre los santos, entre beatos! Juan Pablo II, Teresa
de Calcuta; ¡es bello esto!- es una "casa". Y cuando decimos "casa"
entendemos un lugar de acogida, una morada, un ambiente humano donde
estar bien, reencontrarse a sí mismos, sentirse integrados en un territorio, en
una comunidad. Todavía más profundamente, "casa" es una palabra de sabor
típicamente familiar, que recuerda el calor, el afecto, el amor que se pueden
experimentar en una familia. La "casa" entonces representa la riqueza humana más valiosa,
 la del encuentro, la de las relaciones entre las personas, diversas
por edad, por cultura y por historia, pero que viven juntas y que juntas se
ayudan a crecer. Precisamente por esto, la "casa" es un lugar decisivo en la
vida, donde la vida crece y se puede realizar, porque es un lugar en el que cada
persona aprende a recibir amor y a donar amor. Esta es la "casa". ¡Y esto trata
de ser desde hace 25 años también esta casa! En el límite entre el Vaticano e
Italia, es un fuerte reclamo a todos nosotros, a la Iglesia, a la Ciudad de Roma
a ser siempre más familia, "casa" en la que se están abiertos a la acogida, a la
atención, a la fraternidad.
2. Hay después una segunda palabra muy importante la palabra 'don' que
califica esta casa y define su identidad típica. Es una casa, de hecho se
caracteriza por el don y por el don recíproco.
¿Qué quiero decir? Que esta casa dona acogida, apoyo material y espiritual
a ustedes queridos huéspedes, provenientes de diversas partes del mundo.
Pero también ustedes son un don para esta casa y para la Iglesia. Ustedes
nos indican que amar a Dios y al prójimo no es algo abstracto, sino
profundamente concreto: quiere decir ver en cada persona el rostro del Señor
que debemos servir y servirlo concretamente.
Y ustedes son -queridos hermanos y hermanas- el rostro de Jesús. ¡Gracias!
Ustedes 'donan' la posibilidad a cuantos trabajan en este lugar, de servir a
Jesús en quien se encuentra en dificultad, en quien tiene necesidad de ayuda.
Esta casa entonces es una luminosa transparencia de la caridad de Dios, que
es un Padre bueno y misericordioso hacia todos.
Aquí se vive una hospitalidad abierta sin distinción de nacionalidad o de
religión, según enseñanza de Jesús: "Gratuitamente han recibido
gratuitamente den". (Mt 10,8).
Debemos recuperar todos el sentido directo del don, de la gratuidad, de la
solidaridad. Un capitalismo salvaje ha enseñado la lógica del provecho a
cualquier costo, del dar para obtener, del explotar sin mirar a las personas... ¡Y
los resultados los vemos en la crisis que estamos viviendo!
Esta casa es un lugar que educa a la caridad, una escuela de caridad, que
enseña a estar cerca de cada persona, no por provecho sino por amor. La
música -digámoslo así- de esta casa es el amor, y esto es bello y me gusta queseminaristas todo el mundo vengan aquí para hacer una experiencia directa del
servicio. Los futuros sacerdotes pueden así vivir en modo concreto un aspecto
esencial de la misión de la Iglesia y hacer tesoro para su ministerio pastoral.
3. para finalizar, una última característica de esta casa: esta se califica como
un 'don de María'. La Virgen Santa ha hecho de su existencia un incesante
precioso don a Dios, porque amaba al Señor. María es un ejemplo y un
estímulo para quienes viven en esta casa, y para todos nosotros, para vivir la
caridad hacia el prójimo, no por una especie de deber social, sino partiendo
del amor de Dios, de la caridad de Dios.
Y también -como hemos sentido en las palabras que nos dijo la madre
María es aquella que nos lleva Jesús y nos enseña cómo ir hacia Jesús. Y la
madre de Jesús es nuestra y hace familia con nosotros y con Jesús. Para
nosotros cristianos, el amor al prójimo nace del amor de Dios y es la más
importante y la más límpida expresión.
Aquí se busca amar al prójimo pero también dejarse amar por el prójimo.
Estas dos actitudes caminan juntas, no puede existir una si no está también la
otra. En el papel membrete de las misioneras de la caridad están impresas
estas palabras de Jesús: "Todo aquello que habéis hecho a uno de estos mis
hermanos más pequeños, lo habéis hecho a mi". (Mt 25,40). Amar a Dios
en los hermanos es amar a los hermanos en Dios.
Queridos amigos gracias nuevamente a cada uno de ustedes. Rezo para que
esta casa continúe a ser un lugar de acogida, de don, de caridad en el corazón
de nuestra ciudad de Roma. La Virgen María les cuide a ustedes y les
acompañe mi bendición.
Gracias
Papa Francisco

sábado, 8 de junio de 2013

SOLEMNIDAD DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA



                                                  




CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA


Corazón Inmaculado de María,

causa de nuestra alegría.


Bendice a tus Misioneros de la Caridad.

Ayúdanos a hacer todo el bien que podamos.

Guárdanos en tu corazón puro.


Y así podamos pedirle a Jesús

A través de él, en él y con él.


Amén.


MEMORARE (ACUÉRDATE)…


Acuérdate, piadosísima Virgen María,

que jamás se ha oído decir

que uno sólo de cuantos han acudido a tu protección

e implorado tu socorro haya sido desamparado.


Yo pecador, animado por tal confianza,

acudo a tí, Madre Virgen de las Vírgenes;

a tí vengo, delante de tí me presento gimiendo.


No quieras, Madre del Verbo,

desechar mis palabras;

antes bien,

óyelas benignamente y ayúdanos a cumplirlas.

Amén





Aparición de la virgen a San Bernardo de Claraval


Si se levantan los vientos de las tentaciones, si tropiezas con los escollos de la tentación, mira a la estrella, llama a María.
Si te agitan las olas de la soberbia, de la ambición o de la envidia, mira a la estrella, llama a María.
Si la ira, la avaricia o la impureza impelen violentamente la nave de tu alma, mira a María.
Si turbado con la memoria de tus pecados, confuso ante la fealdad de tu conciencia, temeroso ante la idea del juicio, comienzas a hundirte en la sima sin fondo de la tristeza o en el abismo de la desesperación, piensa en María.
En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María, invoca a María. No se aparte María de tu boca, no se aparte de tu corazón; y para conseguir su ayuda intercesora no te apartes tú de los ejemplos de su virtud. No te descaminarás si la sigues, no desesperarás si la ruegas, no te perderás si en ella piensas.
Si ella te tiene de su mano, no caerás; si te protege, nada tendrás que temer; no te fatigarás sí es tu guía; llegarás felizmente al puerto si Ella te ampara
San Bernardo de Claraval


viernes, 7 de junio de 2013

SOLEMNIDAD DEL CORAZÓN DE JESÚS




Sagrado Corazón de Jesús


A todos los sacerdotes,
CONCÉDELES LA VIRTUD DE LA PUREZA, LA ALEGRÍA DE SERVIRTE EN LA OBEDIENCIA Y EL DON DE LA PERSEVERANCIA, DANDO TESTIMONIO DE TI, SEÑOR.






Oh, Jesús, Pastor eterno de las almas,
                               

Ruega por cada uno de los  sacerdotes, por su fidelidad y dedicación pastoral al servicio de  Dios y de los Sacramentos

Dadnos muchos y santos sacerdotes y haz de nuestras familias semilleros de vocaciones.




Revelación del Sagrado Corazón a Santa Margarita Mª de Alacoque

PRINCIPALES REVELACIONES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.
(De las muchas manifestaciones que del Corazón de Jesús tuvo Santa Margarita María, cuatro son las consideradas más importantes.)

Primera Revelación(27 de Diciembre de 1673). 
Fiesta de San Juan Evangelista.
El corazón de Margarita entra en el Sagrado Corazón. Santa Margarita está en presencia del Amor Sacramentado. Jesús la hace reposar en su divino pecho donde le descubre "las maravillas de su amor y los secretos de su Corazón". Y le dice: "Mi divino Corazón está tan apasionado de amor a los hombres, en particular hacia ti, que, pudiendo contener en El las llamas de su ardiente caridad, es necesario que las derrame valiéndose de ti, y se manifieste a ellos para enriquecerlos con los preciosos dones que te estoy descubriendo...". Le pide en seguida su corazón y lo introduce en el suyo...
Luego el Señor lo saca y lo vuelve a colocar en el pecho de Margarita, "como una llama ardiente en forma de corazón". Este fuego le producirá un intenso dolor de costado, garantía de la verdad de la aparición. Margarita queda, durante muchos días, abrasada de amor.

Segunda Revelación(1674). 
Nuestro Señor nos explica como representar y venerar su Corazón.
La Santa: "Ese día el divino Corazón se me presentó en un trono de llamas, transparente como el cristal, con la llaga adorable, rodeado de espinas significando las punzadas producidas por nuestros pecados...".
El Sagrado Corazón quiere difundir esa devoción por todo el mundo, como el último esfuerzo por abrasarnos con el fuego de su Amor.
En la nueva devoción Jesús pide venerar su Corazón divino bajo la forma de un corazón de carne, la llaga de la lanza estará bien visible, lo rodearán llamas y lo ceñirán las espinas llevando en la parte superior una cruz. "Los que lo honren públicamente recibirán gracias muy especiales".

Tercera Revelación (1674). 
El Corazón de Jesús: hoguera ardiente de caridad.
Nos cuenta Santa Margarita: "...Estaba ante el Santísimo Sacramento expuesto con un extraordinario recogimiento y se presentó delante de mí Jesucristo, mi amado Dueño, todo resplandeciente de gloria, con sus cinco llagas brillantes como cinco soles, despidiendo de su Sagrada Humanidad rayos de luz de todas partes pero sobre todo de su adorable pecho, que parecía un horno encendido; y, habiéndose abierto, me descubrió su amante y amable Corazón, vivo manantial de tales llamas. Me fue haciendo entender entonces las inexplicables maravillas de su puro amor hacia los hombres de quienes no recibía más que ingratitudes... Amante apasionado se queja de la falta de amor de los suyos y, divino mendigo, nos tiende la mano pidiendo nuestro amor."
Le pide que comulgue cada vez que pueda, especialmente todos los primeros Viernes. Le pide también la Hora Santa en la noche del Jueves al Viernes, de 23 a 24 horas, para acompañarlo en la humilde y dolorosa oración que hizo a su Padre en el Huerto de los Olivos, antes de Su Pasión.

Cuarta Revelación(El Gran encuentro del 16 de Junio de 1675).
El gran dolor del Corazón de Jesús. La institución de su Fiesta.
Es considerada la más importante. Ese día, se hallaba la Santa adorando el Santísimo Sacramento en profunda contemplación, cuando se le aparece Nuestro Señor Jesucristo mostrándole su Divino Corazón, y le dice: "Mira este Corazón que tanto ha amado a los hombres y al que nada se ha perdonado hasta consumirse y agotarse para demostrarles su Amor: y en cambio, no recibe de la mayoría más que ingratitudes, por las irreverencias, desprecios y sacrilegios hacia Él en este Sacramento de Amor.'' (La Eucaristía).

"Pero lo que todavía me es más doloroso -agregó el Salvador con un acento que estremeció a la Santa- es que obran así hasta los corazones que, de manera especial, se han consagrado a Mí. Por esto te pido que el viernes siguiente a la fiesta de Corpus Christi, se celebre una fiesta particular para honrar mi Corazón, comulgando en dicho día y reparando las ofensas que he recibido en eI Sacramento del Altar. Te prometo que mí Corazón derramará con abundancia las bendiciones de su Divino Amor sobre cuantos le tributen este homenaje y trabajen en propagar esta práctica".

LAS PROMESAS QUE HIZO JESÚS A SANTA MARGARITA, Y POR MEDIO DE ELLA A TODOS LOS DEVOTOS DE SU SAGRADO CORAZÓN.

1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado.
2. Pondré paz en sus familias.
3. Les consolaré en sus penas.
4. Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte.
5. Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.
6. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.
7. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente, el Océano infinito de la misericordia.
8. Las almas tibias se volverán fervorosas.
9. Las almas fervorosas se elevarán a gran perfección.
10. Daré a los sacerdotes el talento de mover los corazones más empedernidos.
11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, y jamás será borrado de El.
12. Les prometo en el exceso de mi misericordia, que mi amor todopoderoso concederá a todos aquellos que comulgaren por nueve primeros viernes consecutivos, la gracia de la perseverancia final; no morirán sin mi gracia, ni sin la recepción de los santos sacramentos. Mi Corazón será su seguro refugio en aquel momento supremo.

Las condiciones para ganar esta gracia son tres:
1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción.
2. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.
3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

domingo, 2 de junio de 2013

SOLEMNIDAD DEL CORPUS CRHISTI

Hoy 2 de Junio celebramos la Solemnidad del Corpus Christi.
De 5 a 6 de la tarde y por iniciativa del Papa Francisco se realizará Adoración Eucarística en todas las Catedrales del Mundo, coordinando la hora del país con la de Roma. Todo el el mundo en ese momento  comenzaremos a adorar a Dios, Cristo Jesús y Espíritu de Amor, por la Santidad de la iglesia y por los que sufren y necesitan,
Gracias Santo Padre .




Querido Señor
Quisiera ser perfecto para Ti
no por soberbia, sino en humildad,
pero ya ves lo que te encuentras,
un cuerpo de espíritu desordenado,
que no acaba de ofrecerte lo que él quisiera.
Espero que no te entristezcas demasiado,
cuando fallo, cuando recaigo una y otra vez,
en tantas torpezas, olvidos, desatenciones...pecados...
Quisiera ser perfecto para Tí , Señor,
porque siendo Tu Misericordia infinita,
todo me lo perdonas,
y me animas a seguir adelante.
Quisiera ser perfecto, Señor,
porque Tú, lo mereces todo.
En la Cruz, Paciente, Orante, Sediento,
enteramente necesitado de Amor y almas-
Tengo Sed...dijiste, Señor,
y que poco te escuchamos.
Porque tienes Sed del amor de todos nosotros...
Quisiera ser perfecto, para Ti,
 para servir a los demás,
 y sobre todo quisiera ser perfecto,
para Esperar tu Voluntad,
 para Conocer tu Voluntad
y para Hacer siempre tu Voluntad...
quisiera ser perfecto, Señor.




Adoro te devote, latens Deitas, Quae sub his figuris vere latitas: Tibi se cor meum totum subiicit, Quia te contemplans totum deficit. Visus, tactus, gustus in te fallitur, Sed auditu solo tuto creditur. Credo quidquid dixit Dei Filius: Nil hoc verbo Veritatis verius. In cruce latebat sola Deitas, At hic latet simul et humanitas; Ambo tamen credens atque confitens, Peto quod petivit latro paenitens. Plagas, sicut Thomas, non intueor; Deum tamen meum te confiteor. Fac me tibi semper magis credere, In te spem habere, te diligere. O memoriale mortis Domini! Panis vivus, vitam praestans homini! Praesta meae menti de te vivere Et te illi semper dulce sapere. Pie pellicane, Iesu Domine, Me immundum munda tuo sanguine. Cuius una stilla salvum facere Totum mundum quit ab omni scelere. Iesu, quem velatum nunc aspicio, Oro fiat illud quod tam sitio; Ut te revelata cernens facie Visu sim beatus tuae gloriae.