SAN AGUSTIN

¿Cómo aprender Humildad? ¡Sólo con humillaciones!
(Beata Teresa de Calcuta)

...Llenaos primero vosotros mismos; sólo así podréis dar a los demás. (San Agustín)

Dios no pretende de mí que tenga éxito. Sólo me exige que le sea fiel.
(Beata Teresa de Calcuta)

GOTA

... lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.
(Beata Teresa de Calcuta)

Contento, Señor, Contento (San Alberto Hurtado)

...y ESO ES LA SANTIDAD, DEJAR QUE EL SEÑOR ESCRIBA NUESTRA HISTORIA... (Papa Francisco)

«No ser, no querer ser; pisotear el yo, enterrarlo si posible fuera...».
(Santa Ángela de la Cruz)

Reconoce cristiano, tu dignidad, que el Hijo de Dios se vino del Cielo, por salvar tu alma. (San León Magno)

domingo, 29 de junio de 2014

SOLEMNIDAD DE SAN PEDRO Y SAN PABLO. REZO DEL ÁNGELUS CON EL PAPA FRANCISCO

Celebrar esta Solemnidad, habiendo escuchado el Ángelus del Papa Francisco es un regalo
 Un día especial para rezar por él y continuar todos los días. 
No olvido a nuestro querido Papa Emérito Benedicto XVI, por el que rezamos tb 
Recemos.Recemos mucho por ellos.


San Pedro y San Pablo. El Greco
San Pedro y san Pablo, unidos
por un martirio de amor,
en la fe comprometidos,
llevadnos hasta el Señor.

El Señor te dijo: "Simón, tú eres Piedra,
sobre este cimiento fundaré mi Iglesia:
la roca perenne, la nave ligera.
No podrá el infierno jamás contra ella.
Te daré las llaves para abrir la puerta."
Vicario de Cristo, timón de la Iglesia.

Pablo, tu palabra, como una saeta,
llevó el Evangelio por toda la tierra.
Doctor de las gentes, vas sembrando Iglesias;
leemos tus cartas en las asambleas,
y siempre de Cristo nos hablas en ellas;
la cruz es tu gloria, tu vida y tu ciencia.

San Pedro y san Pablo: en la Roma eterna
quedasteis sembrados cual trigo en la tierra;
sobre los sepulcros, espigas, cosechas,
con riesgo de sangre plantasteis la Iglesia.
San Pedro y san Pablo, columnas señeras,
testigos de Cristo y de sus promesas.


Papa Francisco
ANGELUS CON EL PAPA FRANCISCO 29.6.14

Queridos hermanos y hermanas ¡buenos días!:
Desde la antigüedad, la Iglesia de Roma celebra a los apóstoles Pedro y Pablo en una única fiesta en el mismo día, 29 de junio. La fe en Jesucristo los hizo hermanos y el martirio los convirtió en una sola cosa. San Pedro y San Pablo, tan diferentes uno del otro a nivel humano, fueron elegidos personalmente por el Señor Jesús y respondieron a su llamada, ofreciendo toda su vida. En ambos la gracia de Cristo hizo grandes cosas, los transformó: ¡y cómo los transformó! Simón había negado a Jesús en el momento dramático de la pasión; Saulo había perseguido a los cristianos con dureza. Pero ambos recibieron el amor de Dios y se dejaron transformar por su misericordia; así se convirtieron en amigos y apóstoles de Cristo. Por eso ellos continúan hablando a la Iglesia y aún hoy, nos muestran el camino de la salvación. También nosotros, si por caso cayéramos en los pecados más graves y en la noche más oscura, Dios siempre es capaz de transformarnos, así como transformó a Pedro y Pablo; transformarnos el corazón y perdonarnos todo, transformando así nuestra oscuridad del pecado, en un alba de luz. Dios es así: nos transforma, nos perdona siempre, como lo hizo con Pedro y como lo hizo con Pablo.
El libro de los Hechos de los Apóstoles muestra muchos aspectos de su testimonio. Pedro, por ejemplo, nos enseña a mirar a los pobres con los ojos de la fe y a donarles lo más precioso que tenemos: el poder del nombre de Jesús. Esto hizo con aquel paralítico, le dio todo lo que él tenía: Jesús.
De Pablo, se cuenta tres veces el episodio de la llamada en el camino de Damasco, que señala el punto de inflexión en su vida, marcando claramente un antes y un después. Antes, Pablo era un enemigo acérrimo de la Iglesia. Después, pone toda su existencia al servicio del Evangelio. También para nosotros, el encuentro con la Palabra de Cristo es capaz de transformar completamente nuestras vidas. No es posible oír esta Palabra y permanecer en el propio lugar, quedarse bloqueados en las propias costumbres. Ella nos empuja a vencer el egoísmo que tenemos en el corazón para seguir con decisión aquel Maestro que ha dado la vida por sus amigos. Pero es Él que con su palabra nos cambia; es Él el que nos transforma; es Él el que nos perdona todo, si nosotros abrimos el corazón y pedimos el perdón.
Queridos hermanos y hermanas, que esta fiesta inspire en nosotros una gran alegría, porque nos pone de frente a la obra de la misericordia de Dios en los corazones de dos hombres. Es la obra de la misericordia de Dios en estos dos hombres, que eran grandes pecadores. Y Dios quiere llenar con su gracia también a nosotros, como lo hizo con Pedro y Pablo. Que la Virgen María nos ayude a acogerla como ellos, con el corazón abierto, ¡a no recibirla en vano! Y nos sostenga en los momentos de prueba, para dar testimonio de Jesucristo y de su Evangelio. Hoy le pedimos en particular por los arzobispos metropolitanos nombrados el último año, que esta mañana han celebrado conmigo la Eucaristía en San Pedro. Los saludamos con afecto junto con sus fieles y familiares, y rezamos por ellos.
*****************
Después del rezo Mariano del Ángelus:
Tras el rezo a la Madre de Dios, el Papa Francisco se refirió a las noticias llegadas de Irak, en donde miles de familias tuvieron que abandonar sus hogares para escapar a los recientes ataques contra pueblos cristianos, uniéndose al llamado al diálogo de los obispos del país para que pueda preservarse la unidad nacional evitándose la guerra:
Queridos hermanos y hermanas:
las noticias que nos llegan de Irak son lamentablemente muy dolorosas. Me uno a los obispos del país en apelar a los gobernantes para que, a través del diálogo, se pueda preservar la unidad nacional y evitar la guerra. Estoy cerca de los miles de familias, especialmente cristianas, que tuvieron que abandonar sus hogares y que se encuentran en grave peligro. La violencia genera otra violencia; el diálogo es el único camino hacia la paz. Oremos a la Virgen, para que custodie al pueblo del Irak:
Ave Maria...
El Papa dirigió un saludo particular a los romanos, en la fiesta de sus santos Patronos, a los arzobispos que recibieron esta mañana el palio y a los diversos grupos de peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro, deseando a todos un feliz domingo y un buen almuerzo:
Saludo a todos ustedes, especialmente a los fieles de Roma, en la fiesta de los santos Patronos; así como a los familiares de los arzobispos metropolitanos, que esta mañana recibieron el palio y a las delegaciones que los han acompañado.
Saludo a los artistas de tantas partes del mundo que han realizado un gran despliegue floral, y doy gracias al Pro Loco de Roma por haberlo promovido. Qué bien estos artistas, ¿eh? ¡Felicitaciones!
Saludo cordialmente a los fieles de San Fernando y de Ubrique (Cádiz), de Elche de la Sierra (Albacete), y de Parla, Madrid, así como a los numerosos alfombristas que han participado en la gran muestra floral.
Saludo a los peregrinos provenientes de Madagascar, a los estudiantes las escuelas católicas de los Estados Unidos de América y de Londres; los fieles de Messina, Nápoles, Neviano, Taranto, Rocca di Papa y Pezzoro, y a los que vinieron en bicicleta desde Cardito; el grupo "Amigos del Venerable Francesco Antonio Marcucci".
Saludo al Foro de las Asociaciones Familiares del Lazio y les deseo todo bien para las actividades de los próximos días en el Instituto Pío XI en Roma.
Un augurio también para el tradicional espectáculo de fuegos artificiales que tendrá lugar esta noche en el Castillo de Sant'Angelo, cuya recaudación sostendrá una iniciativa para los jóvenes de la Tierra Santa.
A todos ustedes les deseo buen domingo, buena fiesta de los patronos y por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto!

viernes, 27 de junio de 2014

SOLEMNIDAD DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

En este Solemne Día para la Iglesia Católica les recomiendo vivan intensamente el contenido de estos videos

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS... 
¡ EN VOS CONFÍO !

Sagrado Corazón de Jesús- Jesed


     Gracias  a Ti - Vazquez



¡GRACIAS A ÉL! 
 MUCHAS GRACIAS.  RECEMOS

jueves, 26 de junio de 2014

MADRE TERESA Y JESUS



EL CORAZÓN HUMANO CALMA LA SED DEL CORAZÓN DE JESUS






ENTREGANDO LA SAGRADA COMUNION


MONJAS


MONJAS

¿Qué hace una chica como tú
 en un sitio como este?

MIÉRCOLES DEL PAPA FRANCISCO

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hoy hay otro grupo de peregrinos conectados con nosotros en el Aula Pablo VI. Son peregrinos enfermos. Porque con este tiempo, entre el calor y la posibilidad de lluvia, era más prudente que ellos permanecieran allí. Pero ellos están conectados con nosotros a través de una pantalla gigante. Y así, estamos unidos en la misma Audiencia. Y todos nosotros hoy rezaremos especialmente por ellos, por sus enfermedades. Gracias.

En la primera catequesis sobre la Iglesia, el miércoles pasado, comenzamos por la iniciativa de Dios que quiere formar un Pueblo que lleve su bendición a todos los pueblos de la tierra. Empieza con Abraham y luego, con mucha paciencia – y Dios tiene, tiene tanta- con tanta paciencia prepara este Pueblo en la Antigua Alianza hasta que, en Jesucristo, lo constituye como signo e instrumento de la unión de los hombres con Dios y entre nosotros.

Hoy vamos hacer hincapié en la importancia que tiene para el cristiano pertenecer a este Pueblo. Hablaremos de la pertenencia a la Iglesia.

1. Nosotros no estamos aislados y no somos cristianos a título individual, cada uno por su lado, no: ¡nuestra identidad cristiana es pertenencia! Somos cristianos porque nosotros pertenecemos a la Iglesia. Es como un apellido: si el nombre es "Yo soy cristiano", el apellido es: "Yo pertenezco a la Iglesia." Es muy bello ver que esta pertenencia se expresa también con el nombre que Dios se da a sí mismo.

Respondiendo a Moisés, en el maravilloso episodio de la "zarza ardiente", de hecho, se define como el Dios de tus padres, no dice yo soy el Omnipotente, no: yo soy el Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob. De este modo, Él se manifiesta como el Dios que ha establecido una alianza con nuestros padres y se mantiene siempre fiel a su pacto, y nos llama a que entremos en esta relación que nos precede. Esta relación de Dios con su Pueblo nos precede a todos nosotros, viene de aquel tiempo.

2. En este sentido, el pensamiento va primero, con gratitud, a aquellos que nos han precedido y que nos han acogido en la Iglesia. ¡Nadie llega a ser cristiano por sí mismo! ¿Es claro esto? Nadie se hace cristiano por sí mismo. No se hacen cristianos en laboratorio. El cristiano es parte de un Pueblo que viene de lejos. El cristiano pertenece a un Pueblo que se llama Iglesia y esta Iglesia lo hace cristiano el día del Bautismo, se entiende, y luego en el recorrido de la catequesis y tantas cosas.

Pero nadie, nadie, se hace cristiano por sí mismo. Si creemos, si sabemos orar, si conocemos al Señor y podemos escuchar su Palabra, si nos sentimos cerca y lo reconocemos en nuestros hermanos, es porque otros, antes que nosotros, han vivido la fe y luego nos la han transmitido, la fe la hemos recibido de nuestros padres, de nuestros antepasados y ellos nos la han enseñado. Si lo pensamos bien, ¿quién sabe cuántos rostros queridos nos pasan ante los ojos, en este momento? Puede ser el rostro de nuestros padres que han pedido el bautismo para nosotros; el de nuestros abuelos o de algún familiar que nos enseñaron a hacer la señal de la cruz y a recitar las primeras oraciones.

Yo recuerdo siempre tanto el rostro de la religiosa que me ha enseñado el catecismo y siempre me viene a la mente - está en el cielo seguro, porque es una santa mujer - pero yo la recuerdo siempre y doy gracias a Dios por esta religiosa - o el rostro del párroco, un sacerdote o una religiosa, un catequista, que nos ha transmitido el contenido de la fe y nos ha hecho crecer como cristianos. Pues bien, ésta es la Iglesia: es una gran familia, en la que se nos recibe y se aprende a vivir como creyentes y discípulos del Señor Jesús.

3. Este camino lo podemos vivir no solamente gracias a otras personas, sino junto a otras personas. En la Iglesia no existe el “hazlo tú solo”, no existen “jugadores libres”. ¡Cuántas veces el Papa Benedicto ha descrito la Iglesia como un “nosotros” eclesial! A veces sucede que escuchamos a alguien decir: “yo creo en Dios, creo en Jesús, pero la Iglesia no me interesa”. ¿Cuántas veces hemos escuchado esto? Y esto no está bien. Existe quién considera que puede tener una relación personal directa, inmediata con Jesucristo fuera de la comunión y de la mediación de la Iglesia. Son tentaciones peligrosas y dañinas. Son, como decía Pablo VI, dicotomías absurdas.

Es verdad que caminar juntos es difícil y a veces puede resultar fatigoso: puede suceder que algún hermano o alguna hermana nos haga problema o nos de escándalo. Pero el Señor ha confiado su mensaje de salvación a personas humanas, a todos nosotros, a testigos; y es en nuestros hermanos y en nuestras hermanas, con sus virtudes y sus límites, que viene a nosotros y se hace reconocer. Y esto significa pertenecer a la Iglesia. Recuérdenlo bien: ser cristianos significa pertenencia a la Iglesia. El nombre es “cristiano”, el apellido es “pertenencia a la Iglesia”.

Queridos amigos, pidamos al Señor, por intercesión de la Virgen María, Madre de la Iglesia, la gracia de no caer jamás en la tentación de pensar que se puede prescindir de los otros, de poder prescindir de la Iglesia, de podernos salvar solos, de ser cristianos de laboratorio. Al contrario, no se puede amar a Dios sin amar a los hermanos; no se puede amar a Dios fuera de la Iglesia; no se puede estar en comunión con Dios sin estar en comunión con la Iglesia; y no podemos ser buenos cristianos sino junto a todos los que tratan de seguir al Señor Jesús, como un único Pueblo, un único cuerpo y esto es la Iglesia. 

Gracias.

domingo, 22 de junio de 2014

ADORACIÓN AL SANTÍSIMO. Y EN MÁLAGA ...??????

Adoración perpetua al Santísimo

Desde mañana comenzamos en la parroquia unos turnos especiales de adoración al Santísimo. Los lunes y los jueves estará expuesto el Santísimo en la parroquia de ocho de la mañana a diez de la noche ininterrumpidamente. La idea es ampliar poco a poco los turnos hasta donde podamos, el Señor nos inspire o la generosidad de los fieles responda.
Se lo hemos ido diciendo a la gente porque nos parece que el Santísimo no puede estar solo, por seguridad, y sobre todo porque lo que da vida es esa oración constante ante el Señor por la iglesia y por el mundo. La gente responde bien, y a estas horas del domingo están prácticamente cubiertas todas las horas y con más de una persona.
Preguntaban en una ocasión a Madre Teresa de Calcuta:  “¿Qué es lo único que será capaz de convertir a América y salvar al mundo?” Ella respondió: la oración. Lo que se necesita es que cada Parroquia visite a Jesús en el Santísimo Sacramento durante Horas Santas de oración”
Y sigue diciendo la hoy Beata Teresa de Calcuta: “”Cuando uno contempla el crucifijo, entiende lo mucho que Jesús nos amó. Cuando uno contempla la Sagrada Hostia, entiende 1o mucho que Jesús 
nos ama ahora. Esta es la razón por la cual ustedes tienen que pedirle a su sacerdote que inicie la Adoración Perpetua en su parroquia. Yo le ruego a la Santa Madre que toque el corazón de los sacerdotes de todas las parroquias para que tengan la Adoración Eucarística Perpetua en sus parroquias, y que ésta pueda propagarse por el mundo entero.” “”El tiempo que uno pasa con Jesús en el Santísimo Sacramento es el tiempo mejor invertido en la tierra. Cada momento que uno dedica a Jesús profundiza nuestra unión con Él y le imprime al alma un aspecto más eternamente glorioso y hermoso en el Cielo, que nos ayudará a alcanzar una paz duradera en la tierra.”

Misioneras de la Caridad  de la Beta Teresa de Calcuta
en Adoración al Santísimo

Ya ven. Madre Teresa. La que más sabe de dar la vida por los más abandonados es la que proclama la necesidad de orar incesantemente ante el Santísimo.
No ha faltado alguna voz disonante en la parroquia diciendo que menos oración y más estar con los pobres. Mi respuesta ha sido esta: con los pobres estamos en el SOIE, ayudando a encontrar trabajo a la gente los lunes de 11 a 14 h., y los martes y jueves de 19 a 21 h. Estamos cada lunes de 18 a 21 h. atendiendo familias que carecen de lo más elemental. Los jueves de 17 a 20 h. con los ancianos, en talleres de ocio y formación. Miércoles tarde y jueves mañana abrimos el aula de informática. Los miércoles por la mañana atendemos a madres jóvenes en situación de riesgo… Y una cosa curiosa… Los primeros que se han voluntarios para estar en adoración ante el Santísimo han sido voluntarios de Caritas…
Mañana a las....quedará expuesto el Santísimo. Ininterrumpidamente hasta las 22 h. Y así cada lunes y cada jueves de momento, y con intención de ir ampliando horarios.
Si podéis, rezad por nosotros…
  1. Ignatius dijo:
    Pues mi más sincera enhorabuena a tu parroquia por la decisión. Ignacio de Loyola decía que si se enterase de que su Compañía había sido disuelta, bastarían 20 minutos rezando ante el Santísimo Sacramento para recuperar la calma.
    Es muy lastimoso pasar por las iglesias y verlas permanentemente cerradas, salvo a la hora de la misa. La falta de oración de traduce en falta de profundidad y de piedad. La consecuencia directa de esto es esta religiosidad superficial que aqueja a muchos católicos. Sin vida interior terminamos abrazando una religiosidad dura y dogmática, ayuna de toda caridad. Esto le pasa a muchos que se jactan precisamente de ser muy católicos. Católicos muy celosos, pero no celosos de Dios, sino solo celosos de la institución o del Código de Derecho Canónico.
    Hay que pasar mucho rato en silencio ante Dios para llegar a escucharlo.
    Enhorabuena de nuevo. Tenednos presentes en vuestras oraciones.
  2. Myrian dijo:
    Recuerdo de que forma yo me hice adoradora. Recibí una invitación y contesté que si era para meditar y rezar que si, que buena falta me hacía, al día de hoy ahí estoy y en disposición de seguir adelante y para siempre mientras pueda, me hace feliz estar con Jesús. Desde el silencio ¡ tenemos tanto que decirnos, tanto de que hablar tantas cosas que pedir y tantas por las que dar gracias! es también cuando os recuerdo en la oración a vosotros, mis virtuales. Así que Jorge os felicito de todo corazón y que El os de la fuerza que os hace falta pues son muchas las tareas que desarrollais en vuestra parroquia, una parroquia muy trabajadora y activa por lo que yo veo, un ejemplo a seguir. Que Dios os protega siempre y os ayude a mantener viva esa ilusión. Saludos.
  3. Carmen Hidalgo dijo:
    En Soria, capital, hay si mal no recuerdo 14 iglesias contando las hermitas y sólo tiene adoración perpetua La Mayor (sólo los viernes por la tarde) y la Casa Diocesana donde se hace una vez al mes (primer viernes). A la Adoración sólo asiste gente mayor, los jóvenes brillan por su ausencia; creo que ésta es una labor muy ardua para los sacerdotes que se podría implementar desde la catequesis, tal vez así se cree el hábito. Es una experiencia maravillosa que me ha tocado vivir en cursillo de Cristiandad, en Soria y en la Iglesia del Sagrado Corazón (Tibidabo) en Barcelona, donde sí es perenne. ¡Cuánto fortalecen esas horas de oración si tenemos fe de que Jesús realmente está presente en el Santísimo Sacramento! ¡Que Dios bendiga esas intenciones y les acompañe siempre!
  4. Maria Luisa dijo:
    ¡Enhorabuena Jorge, y a todos los voluntarios que hacen posible tan loable iniciativa!!!!!!
    La adoración al Santísimo nos da la fuerza para trabajar con alegría y lograr mejores frutos en las actividades pastorales,especialmente en las que los pobres son sus preferidos.¡Ora y labora, es la unión perfecta de nuestra vida a la Voluntad de Dios!
    Deseo ardientemente que esta adoración perpetua al Santísimo sea agente multiplicador y llegue a celebrarse en el tiempo y el espacio en todas las parroquias del mundo. Me uno a ustedes y desde Argentina oro con el corazón. Un gran abrazo:María Luisa
  5. Betsi dijo:
    Jesús Eucaristía nos espera !!
    La adoración perpetua es el esfuerzo que Dios nos pide para derramar sobre la humanidad sus gracias extraordinarias. Necesitamos adoradores que se postren ante Jesús Eucaristía para decirle que lo aman y están dispuestos a reparar por tantas blasfemias, injurias, indiferencias y ofensas que recibe continuamente. Admiro a los sacerdotes que establecen la adoración perpetua en sus parroquias.
    La visita a Jesús sacramentado es como el acercamiento a la cálida luz del sol en un día de invierno, como el beber agua en una tarde calurosa de verano, como el contemplar una hermosa flor cuando estamos tristes. Jesús desde el sagrario nos alegra y nos llena de su paz.
    Jorge, que Dios te colme de bendiciones !!
    Betsi.
  6. David dijo:
    Es una alegría esto que nos cuenta padre.
    Tan sólo dejar este texto del Beato Manuel González, al cual recomiendo vivamente:
    —————————————
    La importancia del Sagrario – Beato Manuel González
    El cristianismo es el Sagrario, y aunque ésta no sea la ocasión de demostrarlo, vosotros afirmaréis conmigo que el Sagrario en nuestra religión no es un remate más o menos airoso de sus cimas, ni un broche de oro que lo cierra, ni una de las instituciones que lo embellecen, sino que la Eucaristía, el Sagrario es todo el cristianismo, es el principio, fin y razón de ser de sus dogmas y su moral, de sus sacrificios y sus virtudes, de sus bellezas y sus milagros …
    Yo no puedo pensar qué sería un cristianismo sin Eucaristía, porque su Fundador no quiso que lo hubiera; pero sí digo que el actual cristianismo todo es con, por y para la Eucaristía, y sin ella, no titubeo en decirlo, el cristianismo es nada, de tal modo que puede formularse esta regla cierta: A más frecuencia de Sagrario más cristianismo; a menos Sagrario menos cristianismo.
    Pues bien, el pueblo aquel que llenaba nuestros templos y dejó de frecuentar el Sagrario, llegó a olvidar prácticamente que el Sagrario era sobre todo la grande e insustituible casa de comida de las almas y a persuadirse de que era sólo lugar de recreo o tribunar para premiar a los santos o trono altísimo de la majestad de Dios, y terminó por dejar solo el Sagrario para los santos o para los que quieran andar por caminos más estrechos.
    Nuestro pueblo llegó a creerse, prácticamente al menos, que podía conservarse en un cristianismo regular y de modestas pretensiones sin Sagrario o sin mucho Sagrario. ¡Que horror! ¡Como si se pudiera vivir sin comer!
    (Tomado de “Aunque todos … yo no” )
    En Cristo y María.
  7. fj dijo:
    “¡Bajo tu protección nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos en la prueba!” Cobija y guía a cada uno de los adoradores que vienen a esta capilla y acepta, Madre, esta consagración a tu Corazón para que nuestro Señor nos bendiga y proteja de todo mal. Amén.
  8. Blanca dijo:
    ¡¡Qué suerte tienen tus feligreses!!…No les falta nada. Yo soy leonesa de origen, aunque resido hace muchos años fuera de mi tierra. Siempre mientras viví en León, iba a la Basílica de San Isidoro que hay Exposición permanente del Santísimo y …. En mi época de estudiante, antes de retirarme por la noche a casa pásaba por San Isidoro para pasar un ratito con el Señor….No estaba sola , había muchos jóvenes entonces que hacía lo mismo. Orar al terminar el día ante el Señor en la custodia…
    Un abrazo
  9. Ana Azul dijo:
    Yo así lo haré, . Perdona que no te visite, he estado pachuchilla, el viernes tuve que ir a urgencias pero ya voy mejor.
    Que oréis todo lo que podáis.
    Saludos
    Ana
  10. ……El Santisimo Cristo de la Misericordia de es una magnifica obra de realizada en . Posee hermandad propia y procesiona el Jueves Santo por las calles trebujeneras.

CORPUS CHRISTI



De rodillas, Señor, ante el sagrario,
que guarda cuanto queda de amor y de unidad,
venimos con las flores de un deseo,
para que nos las cambies en frutos de verdad.
Cristo en todas las almas, y en el mundo la paz.
Cristo en todas las almas, y en el mundo la paz.


Como ciervos sedientos que van hacia la fuente,
vamos hacia tu encuentro, sabiendo que vendrás;
porque el que la busca es porque ya en la frente
lleva un beso de paz, lleva un beso de paz.



Como estás, mi Señor, en la custodia
igual que la palmera que alegra el arenal,
queremos que en el centro de la vida
reine sobre las cosas tu ardiente caridad.
Cristo en todas las almas, y en el mundo la paz.
Cristo en todas las almas, y en el mundo la paz. 
Amén.




¡Oh banquete precioso y admirable!
Santo Tomás de Aquino
Opúsculo 57, en la fiesta del Cuerpo de Cristo 1-4
El Hijo único de Dios, queriendo hacernos partícipe de su divinidad, tomó nuestra
 naturaleza, a fin de que hecho hombre, divinizase a los hombres.
Además, entregó por nuestra salvación todo cuan tomó de nosotros.
 Porque, por nuestra reconciliación ofreció, sobre el altar de la cruz, su cuerpo 
como víctima a Dios, su Padre, y derramó su sangre como precio de nuestra libertad 
y como baño sagrado que nos lava, para que fuésemos liberados de una miserable 
esclavitud y purificados de todos nuestros pecados.
Pero, a fin de que guardásemos por siempre jamás en nosotros la memoria de tan
gran beneficio, dejó a los fieles, bajo la apariencia de pan y de vino, su cuerpo, 
para que fuese nuestro alimento, y su sangre, para que fuese nuestra bebida.
¡Oh banquete precioso y admirable, banquete saludable y lleno de toda suavidad!
¿Qué puede haber, en efecto, más precioso que este banquete en el cual no se nos 
ofrece, para comer, la carne de becerros o de machos cabríos, como se hacía
antiguamente, bajo la ley sino al mismo Cristo, verdadero Dios?
No hay ningún sacramento más saludable que éste, pues por él se borran los pecados,
se aumentan las virtudes y se nutre el alma con la abundancia de todos los dones 
espirituales.
Se ofrece, en la Iglesia, por los vivos y por los difuntos para que a todos aproveche, 
ya que ha sido establecido para la salvación de todos.
Finalmente, nadie es capaz de expresar la suavidad de este sacramento,
en el cual gustamos la suavidad espiritual en su misma fuente y celebramos la memoria
del inmenso y sublime amor que Cristo mostró en su pasión.
Por eso, para que la inmensidad de este amor se imprimiese más profundamente
en el corazón de los fieles, en la última cena, cuando, después de celebrar la Pascua
con sus discípulos, iba a pasar de este mundo al Padre, Cristo instituyó este 
sacramento como el memorial perenne de su pasión, como el cumplimiento de las 
antiguas figuras y la más maravillosa de sus obras; y lo dejó a los suyos como 
singular consuelo en las tristezas de su ausencia.
R/. Reconoced en el pan lo que estuvo colgado en la cruz; en el cáliz, lo que manó del costado. Tomad, pues, y comed el cuerpo de Cristo; tomad y bebed la sangre de Cristo. Ya estáis hechos, vosotros, miembros de Cristo.
V/. Para que no viváis separados, comed al que es vínculo de vuestra unión; para que no os estiméis en poco, bebed vuestro precio.
R/. Ya estáis hechos, vosotros, miembros de Cristo.