SAN AGUSTIN

¿Cómo aprender Humildad? ¡Sólo con humillaciones!
(Beata Teresa de Calcuta)

...Llenaos primero vosotros mismos; sólo así podréis dar a los demás. (San Agustín)

Dios no pretende de mí que tenga éxito. Sólo me exige que le sea fiel.
(Beata Teresa de Calcuta)

GOTA

... lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.
(Beata Teresa de Calcuta)

Contento, Señor, Contento (San Alberto Hurtado)

...y ESO ES LA SANTIDAD, DEJAR QUE EL SEÑOR ESCRIBA NUESTRA HISTORIA... (Papa Francisco)

«No ser, no querer ser; pisotear el yo, enterrarlo si posible fuera...».
(Santa Ángela de la Cruz)

Reconoce cristiano, tu dignidad, que el Hijo de Dios se vino del Cielo, por salvar tu alma. (San León Magno)

lunes, 27 de agosto de 2012

NOVENA BEATA TERESA DE CALCUTA 1º DIA FIESTA DE SANTA MÓNICA

video


 Textos de Benedicto XVI referidos a Santa Mónica
Santa Mónica y San Agustín



"Hoy, 27 de agosto, recordamos a santa Mónica y mañana recordaremos a su hijo, san Agustín: sus testimonios pueden ser de gran consuelo y ayuda también para muchas familias de nuestro tiempo.
Mónica, nacida en Tagaste, actual Souk-Aharás, Argelia, en una familia cristiana, vivió de manera ejemplar su misión de esposa y madre, ayudando a su marido Patricio a descubrir la belleza de la fe en Cristo y la fuerza del amor evangélico, capaz de vencer el mal con el bien. Tras la muerte de él, ocurrida precozmente, Mónica se dedicó con valentía al cuidado de sus tres hijos, entre ellos san Agustín, el cual al principio la hizo sufrir con su temperamento más bien rebelde".

Extracto del Ángelus del 27 de agosto de 2006 -  Benedicto XVI

NOVENA A LA BEATA TERESA DE CALCUTA

PREFACIO

La siguiente Novena ha sido compuesta en su totalidad con las palabras de la Madre Teresa. Permitir que su mensaje y su ejemplo penetren en nuestros corazones es esencial para conmemorar su vida y santidad. Meditar sobre las sencillas pero profundas enseñanzas de la Madre Teresa nos puede ayudar a crecer en nuestro amor y sed por Jesús, y enseñarnos cómo amarlo y servirlo como ella lo hizo: “Todo por Jesús a través de María” haciendo “cosas pequeñas con gran amor”.

No sólo contamos con el rico legado de sus palabras y ejemplo para inspirarnos, sino también tenemos el consuelo de su continuo interés pos cada uno de nosotros y la ayuda de su constante intercesión. Aquí está contenida la belleza y la maravilla de la comunión de los santos: al mismo tiempo que buscamos inspiración en la vida ejemplar de la Madre Teresa, recibimos las bendiciones de su oración para nuestras necesidades e intenciones.

Que la vida de santidad de la Madre Teresa sea una luz para cada uno de nosotros, dando fruto en nuestros propios deseos de santidad y en nuestro alegre servicio a Jesús presente en todos nuestros hermanos, especialmente en los más necesitados.

P. Brian Kolodiejchuk, M.C.
Postulador


LA NOVENA - Dios habla en el silencio

Antes de comenzar, busca un lugar sin ruido que te ayude a rezar, preferentemente en una Iglesia o capilla frente al Santísimo Sacramento. Crea el silencio en tu interior porque Dios es amigo del silencio. Él está siempre esperándonos en el silencio - para hablarnos y escucharnos: "En el silencio de nuestros corazones, Dios habla de Su amor; con nuestro silencio, permitimos que Jesús nos ame" (Madre Teresa).

Lee alguna o todas las citas del día y permite que penetren en tu corazón. Quédate con las palabras de la Madre Teresa por un rato y permite que uno de los pensamientos crezca en tu corazón y te acompañe durante todo el día. Únete con todos los hermanos y hermanas en todo el mundo que están sufriendo en la oscuridad y el dolor. Entonces fervorosamente recita la Oración a la Beata Teresa. Puedes también hacer una acción concreta de caridad hacia alguien de tu propia familia, comunidad o vecindario como una forma de vivir más profundamente el espíritu de la Madre Teresa durante el novenario



Indicaciones Generales

El primer día de la Novena está dedicado a conocer a Jesús, el manantial de la vida y misión de la Madre Teresa.

En el segundo día estamos invitados a creer en el amor incondicional que Jesús tiene por cada uno de nosotros. Fue esta fe en su amor la que hizo que la Beata Teresa dejara su familia y su patria y partiera hacia las misiones.

En el tercer día Jesús nos invita a través de la Beata Teresa a ir en espíritu al Calvario y a escucharle decirnos desde la cruz: "Tengo sed". Éste era el fuego interior que consumía el corazón de la Beata Teresa.

El cuarto día está dedicado a Nuestra Señora, quien nos ayudará a entender mejor el amor sediento de Jesús y responderle como Ella hizo: con amorosa confianza, entrega total y alegría. Por lo tanto, los días quinto, sexto y séptimo estarán dedicados a estas disposiciones del corazón: confianza, entrega total y alegría respectivamente.

En el octavo día se nos invita a profundizar en los misterios de la presencia de Jesús en la Eucaristía y en los pobres. Nosotros también estamos llamados a recibir a Jesús en el Pan de Vida, a ser transformados en Él y servirle en los más pobres de entre los pobres. Como tantas veces explicó la Madre Teresa: "Nosotros le servimos a Él haciéndoles (a los pobres) lo que nos gustaría hacerle a Él. Aquí se encuentra la santidad escondida para nosotros - en conocer a Jesús, amar a Jesús, servir a Jesús".

El noveno día está dedicado a la llamada a la santidad conociendo y sirviendo a Jesús en los más pobres de entre los pobres.

PRIMER DÍA -conocer a Jesús vivo

"¿Conoces realmente a Jesús vivo - no por los libros, sino por estar con Él en tu corazón?"

"¿Estoy convencido del amor de Cristo por mí y del mío por Él? Esta convicción es la roca sobre la que se construye la santidad. ¿Qué debemos hacer para tener esta convicción? Tenemos que conocer a Jesús, amar a Jesús, servir a Jesús. El conocimiento te hará fuerte como la muerte. Conocemos a Jesús a través de la fe: meditando Su Palabra en las Escrituras, escuchándole hablar por medio de Su Iglesia, y mediante la íntima unión de la oración".

"Búscalo en el sagrario. Fija tus ojos en Él, que es la Luz. Acerca tu corazón a Su Divino Corazón y pídele te conceda la gracia de conocerle".

Pensamiento del día:

"No busques a Jesús en tierra lejanas; no está allí. Está cerca de tí; está dentro de tí".

Pide la gracia de conocer a Jesús íntimamente.
Recita la oración a la Beata Teresa
 :



ORACION A LA BEATA TERESA DE CALCUTA     

Beata Teresa de Calcuta, que deseaste amar a Jesús como antes nunca fuera amado, y  te entregaste completamente a Él, no negándole nada .Te suplicamos intercedas por el favor que te pedimos...
Con total confianza y entrega a cumplir  Su Voluntad, siendo testigo de la Alegría de pertenecer completamente a Él, estuviste tan íntimamente unida  a Jesús, tu Esposo Crucificado, que Él se dignó  compartir  contigo la agonía de  Su Corazón mientras estuvo colgado en la Cruz.
En unión con el Corazón Inmaculado de María, aceptaste Su llamada  a saciar Su infinita Sed de amor y almas y comenzaste un Camino de Amor  hacia El, a través de los más Pobres entre los Pobres. 
Beata Teresa, tú que prometiste llevar continuamente  la Luz del Amor a toda la Tierra, reza por nosotros, para que también nosotros deseemos saciar la Sed de Jesús, amándole ardientemente, compartiendo Sus sufrimientos con alegría, y sirviéndole con todo el corazón en nuestros hermanos y hermanas, especialmente en aquellos  no-amados, no-deseados. Amén



Hoy también se celebra la Fiesta de Santa Mónica (331-387), madre de S Agustín.


La Iglesia venera a Santa Mónica, santa esposa y viuda, no sólo por darle vida corporal a uno de los más importantes doctores de la Iglesia, San Agustín, sino también porque fue el principal instrumento del que Dios se valió para darle a éste el don de la Fe. 
Agustín tenía 17 años y estudiaba retórica. Dos años más tarde, Mónica tuvo la pena de saber que su hijo llevaba una vida disoluta y había abrazado la herejía maniquea. Por esta razón y como manera de motivarlo al arrepentimiento, Mónica le cerró las puertas de su casa durante algún tiempo. Una visión hizo a la santa tratar menos severamente a Agustín. Soñó que se hallaba en el bosque, llorando la caída de Agustín, cuando se le acercó un personaje resplandeciente que le preguntó la causa de su pena
. Este, después de escucharla y secarle las lágrimas, le dijo: "Tu hijo está contigo". Cuando Mónica contó a Agustín el sueño, el joven respondió que Mónica no tenía más que renunciar al cristianismo para estar con él; pero la santa respondió: "No se me dijo que yo estaba contigo, sino que tú estabas conmigo". 
Santa Mónica


El gran obispo San Ambrosio, quien se había hecho muy amigo de Agustín y su madre, tuvo también un papel muy importante en la conversión del futuro santo. Finalmente, en agosto del año 386, Agustín anunció su completa conversión al catolicismo. El santo ha dejado en sus "Confesiones" algunas de las conversaciones espirituales y filosóficas en que pasó el tiempo de preparación para el bautismo. San Ambrosio bautizó a Agustín en la Pascua del año 387.

Los fieles se encomiendan, desde hace muchos siglos, a las oraciones de Santa Mónica, ya que ésta es patrona de las mujeres casadas y modelo de las madres cristianas. 



Oración
Oh Dios, consuelo de los que lloran, que acogiste piadosamente las lágrimas de santa Mónica impetrando la conversión de su hijo Agustín, concédenos, por intercesión de madre e hijo, la gracia de llorar nuestros pecados y alcanzar tu misericordia y tu perdón.
—Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario